sábado, 14 de marzo de 2015

Mi Foto Financiera





En los dos últimos post hablamos de los Ingresos y de los Gastos. Con ellos profundizábamos en nuestras finanzas personales, con un intento de definirlos  y analizarlos. Esto nos permite, por un lado conocer cómo nos movemos en nuestra economía y, por otro, acercarnos a poder elaborar un presupuesto personalizado. Hoy seguimos entrando en materia y profundizamos en otra cuestión básica: el balance.

Todos hacemos fotografías, a muchos nos gusta tener grabado un momento concreto y poderlo disfrutar, recordar e incluso comparar. Con ellas tratamos de obtener una imagen con un instante de algo o de alguien. Salvo que usemos la tecnología secuencial ultra rápida, difícilmente tendremos dos fotos iguales.

De esta misma forma podemos hacer una foto financiera: representar gráficamente un momento muy determinado de nuestra situación económica personal. Por poner un ejemplo, el saldo de nuestras cuentas, préstamos y tarjetas será diferente en plena "cuesta de enero", recién terminada la Navidad, que justo antes de las merecidas vacaciones, cuando muchos cobran pagas extra. Así, la foto de estos dos momentos será bien diferente.

Una vez sabemos lo que es un balance de situación. Necesitamos aprender las ventajas, los usos y la forma de elaborarlo.


FUNCIÓN:

Poder contemplar la situación en que nos encontramos en distintos momentos tiene varias ventajas:

   Permite analizar de forma sencilla en qué situación financiera nos encontramos.
   Simplifica la comparación entre dos fechas.
   Facilita el seguimiento de nuestro plan de acción personalizado, uno de los objetivos prioritarios de las sesiones de Coaching Financiero.

Una vez conocemos qué es y para qué sirve, hemos de saber cómo diseñarlo.


ELABORACIÓN:

Los balances, la “foto financiera”, suelen representarse en un folio dividido en dos partes, de la siguiente forma.



TENGO
(activos)
DEBO
(pasivos)


    -En un lado se encuentran los Tengo: técnicamente se les llama Activos y se componen de todas las propiedades, ahorros e inversiones con los que cuento a la fecha determinada. Los representaremos a la izquierda del folio.


Ahorros
Saldos Cuenta, depósitos…
Inversiones
Mercados: bolsa, acciones, derivados,  estructurados, fondos de inversión, etc.
Participaciones en empresas
Inmuebles
Pisos, casas, plazas de garaje, locales, etc.
Resto
Vehículos
Joyas, mobiliario, ropa, varios.


     -Por otro lado se encuentran los Debo: en el argot se los conoce como Pasivos e incluyen toda aquella financiación o deuda que he de ir devolviendo en un plazo estipulado. Los veremos incluidos en la parte derecha del folio.


Entidades Financieras
Hipotecas
Préstamos y Créditos
Varios
Tarjetas Crédito
Pequeñas Financiaciones
Compras a plazos


Como pequeña nota, decir que si aplicamos la contabilidad real a nuestras finanzas nos encontraríamos una partida especial dentro del Pasivo que se llama Patrimonio Neto y que ambos (Tengo y Debo, Activo y Pasivo) se encuentran  subdivididos en dos grupos: corto plazo (menos de un año) y largo plazo (más de un año). Por lo poco que aporta a nuestro ejercicio y la dificultad que conllevaría su inclusión no vamos extendernos en ello. 


VALORACION

Como queremos obtener la situación financiera de la forma más real posible hemos de saber cómo valorar cada una los conceptos anteriores.

Una forma rápida y sencilla es usar a los bancos, ya que nos envían extractos periódicos (físicos o digitales) que nos muestran a esa fecha la valoración detallada de lo que tenemos con cada uno.
Es muy fácil saber cuáles son las deudas, sus importes y hasta cuándo habremos de pagarlas porque quien nos prestó seguro se ha encargado de hacérnoslo saber, a ciencia cierta por escrito. Así pues, los Debo (Pasivos) los tendremos fácilmente calculados.

No es tan sencillo valorar aquello que tenemos en propiedad porque para darle un valor hemos de conocer el importe por el que alguien lo compraría. A esto se lo conoce como valor de mercado, es decir, el valor al que a ciencia cierta podríamos canjear por dinero algo de nuestra propiedad. 
Suele ser sencillo conocer el valor de una vivienda, bastará con acudir a Internet o a alguna agencia inmobiliaria para aproximarnos. De la misma manera podemos conocer el valor de un coche, moto o autocaravana, pero se dificulta por ejemplo con las joyas o las obras de arte puesto que su mercado (personas interesadas en ellos) es bastante más reducido.

De cualquier forma, será importante ser prudente en la valoración, es preferible calcular por debajo que incrementar el valor de nuestras propiedades (técnicamente se lo conoce como Patrimonio) y evitar desvirtuar nuestra foto. Así pues, y ante la dificultad de algún concepto, tendremos únicamente en cuenta aquello que tengamos certeza de que lo podemos cambiar por dinero contante y sonante en un breve periodo de tiempo. 

Para terminar  os quiero poner un ejemplo gráfico de la situación financiera de una pareja de 34 y 36 años, con un hijo, una casa que compraron  hace varios años, parte con ahorros parte con hipoteca y dos coches antiguos.  Con la crisis prevén que la casa hoy valga menos que cuando la compraron.

TIENEN – ACTIVO
DEBEN - PASIVO
Piso: 200.000€
Hipoteca: 168.000€
(compraron por 248.000€ y se hipotecaron por 190.000€)
Fondos Inversión: 3.200€
Tarjetas: 2.750€
Saldos cuentas: 1.350€
Préstamo coche: 5.000€
Acciones: 4.300€

Vehículos: 7.500€



Os invito a que hagáis como en la foto, cojáis, lápiz, papel y calculadora y empecéis vuestros cálculos y preparéis vuestra foto financiera actual. Os permitirá saber dónde os encontráis y junto a los anteriores y próximos post ir profundizando en vuestras finanzas.


Cualquier idea, duda o dificultad, me gustaría leerosla en los comentarios. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por comentar.