sábado, 4 de abril de 2015

6 Hábitos Financieros Saludables



Las personas que han tenido éxito en el ámbito económico suelen compartir unos patrones de conducta financiera. Hoy quiero listar varios de los hábitos que compartimos las personas que tenemos buena relación con nuestras Finanzas Personales, especialmente aquellos que tienen independencia financiera. 
Todos ellos por separado son muy sencillos, pero en su conjunto y mantenidos en el tiempo, te ayudarán a dar un gran impulso a tu situación personal.


1.- Págate primero a ti mismo. 


      Esta es la primera buena práctica que suele cumplir una persona que maneja de forma controlada e inteligente sus finanzas. Se trata de preahorrar, es decir, apartar una cuantía en el momento en que se reciben los ingresos todos los meses. Aunque parezca difícil, es más sencillo acostumbrarse a vivir con menos, que tratar de conseguir que nos sobre a final de mes.
Son muchos los autores que hablan de ello, recomiendo especialmente el libro: “El hombre más rico de Babilonia”.


2. Mantén un colchón financiero.

     Muchas personas consumen en su día a día la totalidad de sus ingresos lo que genera una importante dependencia de la fuente de ingresos. A medida que  incrementa su nivel de ingresos acomodan su nivel de vida, lo que muchas veces requiere además endeudamiento.
Llevando a cabo el punto anterior es sencillo crear un colchón para imprevistos.
Esta partida te ayudará a solventar cualquier imprevisto financiero: un despido, una enfermedad, un accidente , etc.


3.- Vive por debajo de tus posibilidades.

     Las personas que cumplen las premisas anteriores, acostumbran a vivir en un nivel inferior del que podrían, confiando en sí mismos, priorizando sus gastos y adecuándolos a sus necesidades reales. Se trata de evitar la tendencia al consumo de nuestra sociedad occidental, de evitar los grandes endeudamientos o las innecesarias compras a plazos, limitar el uso de las tarjetas a crédito con pago aplazado y tener un proyecto financiero acorde a tu proyecto de vida personal.
Busca un sentimiento de control sobre tus finanzas del día a día, poder pagar a tiempo todas tus cuentas y aprende a manejar el dinero de la mejor forma posible.


4.- Ten un Plan de Vida.

     Las personas con mayor satisfacción son aquellas que tienen definida la forma de alcanzar sus metas. No importa tener el plan financiero absolutamente definido, basta con tener claras unas líneas de conducta y sentir que trabajas de forma activa para conseguir tus metas financieras.
Ejemplo de ello es: definir qué límite pagarás por la compra de una casa o por un alquiler, cuál es el importe que puedes destinar a las vacaciones, qué cuantía necesitas ahorrar para comprar algo decidido, cuánto y cómo ahorrar para la jubilación; o buscar un ingreso pasivo generado por medio del ahorro…
Por supuesto, dentro de este plan se encuentra tener cubierto un Fondo de Emergencias.



5. Siente la Libertad Financiera.

     Estas personas tienen un concepto de libertad financiera bien definido dentro de su Plan Financiero. Sienten libertad para tomar las decisiones que les permiten disfrutar al máximo de sus vidas: definir la cantidad de trabajo, programar tiempo libre, escaparse un fin de semana, hacer unas vacaciones en familia, salir a cenar o a tomar una copa. Independientemente de lo que decidan hacer con su dinero, tienen la flexibilidad financiera y el conocimiento personal suficientes como para valorar lo que desean en cada momento y poder vivir felices.


6.-  Ten claro el concepto de Riqueza.

     No entendemos que es más rico el que mayor saldo acumula en su cuenta y más propiedades mantiene a su nombre, sino lo entendemos desde una concepción que relaciona el tiempo y el dinero de que disponemos. Así pues, entendemos la riqueza según la independencia de que se disponga en las dos variables de esta ecuación.



¿Practicas alguno de éstos hábitos? ¿Has empezado a practicarlos y has notado diferencias? Me encantaría leerlas en los comentarios!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por comentar.